El año próximo se presentan coyunturas importantes en las que la sociedad civil tiene oportunidades de avanzar en la agenda por los derechos humanos, contra la impunidad y la corrupción y frente a la pobreza y la desigualdad.