Convocamos a la ciudadanía, a las organizaciones de la sociedad civil y en especial a las organizaciones de empresarios y trabajadores a exigir a la CONASAMI fijar el salario mínimo para 2016 por encima de la línea de pobreza, es decir, alrededor de $87 diarios.