Es indispensable crear un sistema nacional de protección social, un padrón único de beneficiarios y una política social que detenga la creación de más programas sociales que duplican o triplican los esfuerzos e impiden que se atienda a quienes más lo necesitan.