Tras cinco años en funciones, el gobierno federal no sabe en dónde se encuentra el 66.4 % de personas que viven en pobreza.