Por desconocer la evidencia científica internacional, en México el salario mínimo produce pobreza para personas que trabajan tiempo completo. A diferencia del mundo desarrollado donde caen en pobreza quienes no tienen trabajo o trabajan pocas horas.