Nuestro país no tiene las políticas adecuadas para reducir la pobreza a la mitad en 15 años. El crecimiento económico por sí mismo no será suficiente si no hay economía incluyente. Los programas sociales no están logrando resultados suficientes si no se enfocan en garantizar derechos de manera efectiva y progresiva.