Reiteramos la crítica al actual gobierno que se ha negado a aumentar el salario mínimo argumentando que se desbocaría la inflación y ahora su partido adopta una posición irresponsable, lo que parece ser un intento de boicotear el proceso y trabarlo.