ACFP_ BANNER_2021

Comunicado 26/2021 

Noviembre 17, 2021 

 

  • Grupos empresariales proponen “salario digno” de 7 mil y hasta 9,500 pesos al mes, más allá del mínimo legal 
  • Propósito: que nadie que trabaje en la IP viva en pobreza
  •  Frente a la Pobreza propone a Conasami un salario mínimo legal de $185.20 para 2022 

Quienes trabajan deben ganar un salario que sea no solo suficiente para la subsistencia, sino para alcanzar una vida digna para una familia, sostienen empresarios que han lanzado iniciativas para que en muchas empresas se pague un “salario digno” que alcance para atender las necesidades de la familia más allá de lo básico, explican representantes de grupos empresariales. 

Ahora ya son 170 las empresas -medianas y grandes; nacionales y trasnacionales, en al menos 17 estados de la república- que ya están pagando salarios superiores a 7 mil 50 pesos mensuales, arriba del umbral de pobreza que fija Coneval, según informó Arturo Zapata, empresario, miembro de la Comisión Ejecutiva de Coparmex y vocero de Empresas por el Bienestar. 

Por su parte, Enrique Terrazas promueve en Chihuahua, la agrupación México Digno, la cual propone que las empresas participen en un programa cuyo objetivo es que los trabajadores reciban un ingreso para vivir dignamente; es decir comer, vestirse, comprar medicinas y los gastos de hogar. La conclusión del estudio que calcula las necesidades de una familia de 4 personas es que se necesitan 19 mil pesos mensuales, en esa región del país. 

A partir de ahí -explicó- se hace un trabajo de concientización entre los empresarios para que paguen a cada trabajador al menos 9,500 pesos mensuales, porque en el norte del país, en una familia promedio hay dos personas que perciben salarios. 

“Es muy importante que se conozcan estas iniciativas empresariales que voluntariamente promueven salarios mayores.Y también es indispensable que el salario mínimo legal supere el umbral de pobreza a más tardar en 2024”, explicó Rogelio Gómez Hermosillo, coordinador de Acción Ciudadana Frente a la Pobreza.

“Urge acelerar el paso en la recuperación del salario mínimo. Quedan 3 años para llegar al monto suficiente para superar el umbral de pobreza. Como sociedad civil, insistimos en la propuesta para 2022 de aumentar al menos 35 pesos màs un porcentaje equivalente al incremento de la canasta básica durante este año. Esto sería alrededor de 6% y nos llevaría un salario mínimo de 185.20 pesos por día, 5,556 pesos al mes”, añade Gómez Hermosillo. 

Empresas por el Bienestar y México Digno, son dos grupos empresariales que promueven un plan escalonado para que sean cada vez más, las empresas que puedan estar en condiciones financieras para solventar un salario digno para sus trabajadores e impulsar así la recuperación económica de México con más productividad, más consumo en el mercado interno, y más crecimiento económico. 

Zapata encabeza la agrupación Empresas Por el Bienestar que promueve esta propuesta desde 2019. El objetivo es que “nadie que trabaje de tiempo completo en la iniciativa privada, viva en pobreza, sino que se integren a la clase media del país”. Los empresarios entienden que el impacto de un salario digno en su nómina puede llegar al 4%, pero que el impacto en una familia puede cambiar la vida de muchos y el impacto en la economía puede generar más rendimientos a las empresas y al país. 

Arturo Zapata precisó que en 2019 sus empresas y las que se afiliaron a la iniciativa de Empresas para el Bienestar, adoptaron un monto de 6, 500 pesos como salario mínimo, pero que ahora, el monto se elevó a 7 mil 50 pesos, más prestaciones,, para colocar el ingreso por arriba de la línea de pobreza que establece Coneval. 

La idea, explicó Zapata, es que se sumen cada vez más empresas y pronto sean miles, las empresas que estén pagando en México el salario suficiente 

De acuerdo con Enrique Terrazas, la adopción del estándar de México Digno permitiría un ingreso suficiente para que el 80 por ciento de la fuerza laboral del país pueda vivir dignamente, considerando que el sector privado genera 8 de cada 10 empleos, sin que los empresarios tuvieran que “voltear a ver qué hace el gobierno”. 

Para que muchas empresas puedan lograr ese objetivo, México Digno cuenta con un centro de asesoría con un programa de trabajo que incluye el análisis financiero de las empresas, un plan de productividad a corto o mediano plazo, que permita llegar a rendimientos que alcancen para pagar cada vez más, no solo para sobrevivir, sino para alcanzar el nivel de una vida digna. 

“La canasta básica nada más alcanza para comer y la idea es no tener que decidir entre comer o comprarte una aspirina”, dice Terrazas al considerar que las familias necesitan de otros insumos para tener una vida digna. El empresario anunció una campaña nacional para generar un cambio cultural, dirigida a empresarios, pero también a otros sectores, como el estudiantil, porque -dijo los jóvenes que se preparan para asumir la responsabilidad empresarial deben ver a sus colaboradores o trabajadores como seres humanos que merecen una vida digna y no solo como “recursos humanos”. “No son recursos, son personas” explica.

Los empresarios Terrazas y Zapata dieron a conocer las posturas de sus grupos, respaldadas por organizaciones de responsabilidad empresarial, en el programa Acciones Ciudadanas que se difunde a partir del miércoles 17 de noviembre por las redes sociales de Acción Ciudadana Frente a la Pobreza. 

Frente a la Pobreza explica que en los próximos días, la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami) debe aprobar el nuevo salario mínimo para 2022, y por ello es importante insistir en la meta aprobada en el programa institucional de Conasami y que ha sido respaldada y promovida por organismos empresariales como Coparmex para que sea suficiente para cubrir una canasta familiar, y eso significa al menos el costo de dos canastas básicas en zona urbana. Al salario mínimo 2021 le faltan 102.30 centavos para esa meta. 

Frente a la Pobreza entregó, el pasado día 20 de septiembre, su propuesta anual que sugiere fijar el salario mínimo de 2022 en 185.20 pesos diarios como parte del plan de recuperación gradual del salario que impulsa desde 2016. 

El monto de 185. 20 pesos se integra con dos componentes: un aumento de 35 pesos diarios como parte del Monto Independiente de Recuperación (MIR) que no repercute en las negociaciones de salarios contractuales, y un incremento del 6% equivalente al aumento estimado de la inflación de la canasta básica durante 2021. 

0000/0000