Este 25 de noviembre, el mundo conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra las Mujeres, en Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, consideramos que la situación de pobreza en que viven millones de mujeres en México, muchas de ellas sin ingresos; es decir sin autonomía económica, las hace más vulnerables a las diversas formas de violencia que se ejerce en su contra.

La pobreza, la falta de ingreso e incluso la precariedad laboral de las mujeres, se suman a una serie de circunstancias que son la raíz económica de la vulnerabilidad frente a diferentes formas de violencia absolutamente inaceptables. 

Con el ánimo de aportar más información y conocimiento de la situación laboral de las mujeres y promover cambios para superarlas, vamos a presentar a la opinión pública un reporte especial sobre las barreras que excluyen a las mujeres del mundo laboral y también sobre las condiciones laborales precarias para aquellas que sí logran trabajar.

El análisis ofrece datos nacionales y estatales sobre la exclusión de las mujeres del mercado laboral y sobre las condiciones de precariedad que prevalecen para quienes sí están trabajando, También incluye una serie de propuestas que se han construido desde la sociedad civil y a las que Frente a la Pobreza adhiere y aporta, con el fin de promover cambios estructurales que amplíen la participación económica de las mujeres y mejoren sus condiciones laborales.