Para 2030 es posible erradicar la pobreza extrema y reducir a la mitad la pobreza de mujeres, hombres, niños y todos los grupos sociales. Ese es el compromiso asumido por México en la ONU. Es el Objetivo 1 de la Agenda por el Desarrollo Sostenible 2030.