De los cinco estados con alternancia a nivel Gobernador, el que tiene mayor cantidad de personas en pobreza es Michoacán con más de 2.6 millones de personas, seguido muy de cerca por Guerrero (2.5 millones), Nuevo León (más de 1.5 millones), Sonora (casi un millón) y Querétaro (poco más de 800 mil). Para responder al voto de castigo y no padecerlo después, deben reducir drásticamente la pobreza y la desigualdad en estas entidades.