Inaplazable la recuperación del salario mínimo

En Estados Unidos los ciudadanos fueron a las urnas el pasado martes 8 de noviembre y votaron para elegir a su nuevo presidente y renovar parte de su Congreso, pero además votaron por la legalización de la mariguana y por la elevación del salario mínimo.

La victoria de Donald Trump en Estados Unidos impone adoptar en México un conjunto de medidas que impidan que la ola de empobrecimiento anunciada afecte más severamente a los mexicanos más necesitados. En particular destaca la urgencia de iniciar ya la recuperación gradual del salario mínimo.

El nuevo contexto internacional hace más complicado el panorama nacional. La economía puede afectar su crecimiento por una disminución del comercio con Estados Unidos, menores inversiones y una caída en la recepción de remesas. Las amenazas pueden representar también un aumento de la oferta de mano de obra como consecuencia de una menor migración a Estados Unidos y de un regreso masivo de migrantes al territorio nacional, sin que tengamos capacidad para generar nuevas plazas en el mercado laboral.

En Estados Unidos los ciudadanos fueron a las urnas el pasado martes 8 de noviembre y votaron para elegir a su nuevo presidente y renovar parte de su Congreso -senadores y representantes-, pero además votaron por la legalización de la mariguana y por la elevación del salario mínimo.

Este último ejercicio se llevó a cabo en cuatro estados de la unión americana. En los cuatro se votó por aumentos que ubicaron al salario mínimo entre los 12.00 y los 13.50 dólares por hora y con ellos suman ya 29 los estados que han incrementado este salario por arriba del salario mínimo federal que es de 7.25 dólares por hora.

En un quinto estado, Dakota del Sur, la boleta pedía a los ciudadanos votar por una reducción del salario mínimo para los trabajadores jóvenes. El 71 por ciento rechazó la propuesta.

En México hay consenso general por iniciar la recuperación del salario mínimo. El proceso se inició hace dos años. En octubre de 2014 la Comisión Nacional de los Salario Mínimos (Consami) integró una comisión especial con ese propósito, pero hasta ahora solo han pospuesto la decisión principal: fijar el monto del aumento y dar a conocer el método de la recuperación gradual.

QuienGanaSalarioMinimo

Como parte del proceso, en octubre de 2015 se homologaron las tres zonas geográficas donde se fijaba el salario mínimo. Estudios académicos revelan que en las dos zonas donde hubo un aumento adicional no hubo aceleración inflacionaria ni se perdieron empleos, los argumentos que exponen los opositores.

Finalmente el 27 de enero de 2016 se publicó el decreto que desindexó el salario mínimo de otras variables y un día después, el Inegi fijó un valor para la nueva Unidad de Medida y Actualización. Concluido el proceso todo quedó listo para iniciar la recuperación gradual de éste.

En estos 24 meses, la Auditoría Superior de la Federación reveló que la Conasami gasta dinero en estudios que no tienen metodología adecuada para cumplir su única función: fijar el salario mínimo. El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) emitió una recomendación para que Consami revele los resultados de los estudios que la comisión especial encomendó a diversas instituciones para determinar el proceso de recuperación gradual del salario mínimo, los cuales mantiene en secreto.

Por su parte, la Comisión Nacional de los Derecho Humanos emitió un sólido documento que califica de violación a los derechos humanos, la fijación de un salario mínimo por debajo de la cantidad suficiente para adquirir una canasta básica. Hoy el mini salario es de $ 73.04 pesos y la canasta básica vale 89.40 según cálculos del Coneval para el mes de octubre pasado.

La CNDH enumeró los 16 tratados internacionales que viola el gobierno mexicano con esta acción, además de la grave violación a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Acción Ciudadana Frente a la Pobreza impulsa la propuesta para hacer un ajuste técnico al salario mínimo y emprender su recuperación gradual. La idea es aumentarlo en pesos y no en porcentajes que estimulen el incremento de otras variables, otorgarlo a los trabajadores que ganen el salario mínimo, mientras que los salarios generales reciben un incremento ligeramente superior a la inflación anual.

En diciembre el salario mínimo podría tener un ajuste llevándolo por arriba del costo de la canasta básica, es decir en 90 pesos y programar dos aumentos más en 2017 para iniciar la recuperación real de su poder adquisitivo.

SalarioMinimo-Quientrabaja

Inaplazable la recuperación del salario mínimo