Gobiernos locales buscan impulsar alza al mínimo

Los gobiernos locales de la Ciudad de México, Guadalajara y el estado de Tlaxcala pueden emprender el cambio en materia salarial al aplicar políticas públicas encaminadas a incrementar el salario mínimo y contrarrestar la dilación del gobierno federal y de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami), quienes tomaron la determinación de “reservar” las conclusiones que emprendieron con diversas instituciones, investigadores y organismos internacionales.

Así lo manifestaron Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno de la Ciudad de México; Enrique Alfaro Ramírez, presidente municipal de Guadalajara, y Marco Mena, gobernador electo de Tlaxcala, quienes sostuvieron que no hay argumentos que impidan tomar la determinación de un incremento al salario.

Durante su participación en el marco del foro “Hablemos de un salario mínimo suficiente”, se refirieron al papel de la Conasami, la cual debe modernizarse y dar paso a una nueva institución en donde los expertos sean quienes decidan los incrementos y no por acuerdo entre sindicalistas, patrones y gobierno.

Enrique Alfaro sostuvo que informes de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y del Banco Mundial refieren que, con el salario actual, 73% de los trabajadores no alcanza a cubrir la canasta alimentaria y argumentan que sí hay margen para un incremento salarial sin que se afecte a más empresas y proponen un aumento de 3.5%, “yo creo que podría ser mayor”, sostuvo.

A su vez el jefe de Gobierno de la CDMX, Miguel Ángel Mancera, indicó que “el cambio se va a dar, México no aguanta con el estancamiento de salario”.

Indicó que una de las medidas que se tomaron en la Ciudad de México fue no contratar a ningún proveedor que pagara el salario mínimo “y podemos decir claramente que no tuvimos ningún efecto negativo”.

Aseveró que “la Conasami es algo obsoleto. Es como entrar al túnel del tiempo y ver una película de Mauricio Garcés (…) los únicos argumentos que me dieron para no aumentar el salario fue que no se puede porque hay 5 millones de créditos y se van a aumentar, para eso pedimos primero desindexar”.

Mancera agregó que, como lo viene haciendo desde hace dos años cuando inició el debate, el salario mínimo del país debe estar en la misma línea que la canasta alimentaria, es decir, en 89.25 pesos diarios. Actualmente el salario mínimo es de 73.04 pesos y hay 7 millones de personas que perciben ese nivel de ingreso; de acuerdo con la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), éste ha perdido su valor adquisitivo en 75 por ciento.

Link a El Economista, Contexto de Durango

Gobiernos locales buscan impulsar alza al mínimo