No generaría debacle un aumento al salario: EAR

Durante su participación en el foro “Acción Ciudadana Frente a la Pobreza” sobre los salarios mínimos y que se celebró en la Ciudad de México, el presidente municipal de Guadalajara, Enrique Alfaro Ramírez, señaló que es necesario quitarle los colores partidistas a la discusión y buscar la forma de impulsar un ajuste al salario y que sea digno para los mexicanos y negó que eso lleve a la debacle económica al país.

“Queremos levantar la voz desde la capital de Jalisco y decirle al país que es momento de dejar de lado un debate que sobradamente ha quedado demostrado que no existen elementos para pensar que un ajuste del salario mínimo va a llevar a una catástrofe económica. Al contrario, debemos mandar una señal como país que, más allá de colores y de partidos, diciendo que desde la política económica se puede empezar a recuperar el rumbo de México”, señaló.

En ese sentido Alfaro Ramírez destacó las acciones encaminadas para reducir la brecha salarial que hay entre los trabajadores de Guadalajara y en donde se incrementaron los ingresos de quienes menos ganan, mientras que en el caso de regidores y directores se tuvo una disminución.

En ese sentido dijo que los gobiernos municipales no pueden mantenerse al margen de las discusiones nacionales sobre el salario mínimo y deben hacer todo lo que esté a su alcance para reducir la desigualdad y aumentar las condiciones de justicia de los ciudadanos.

“Creo firmemente en la idea de que lo nacional se construye también desde lo local. Y aunque pudiera parecer que los gobiernos municipales poco tendrían que aportar en una decisión de competencia eminentemente federal, estoy cierto de que desde la segunda ciudad más grande del país, podemos levantar también la voz y defender lo que desde nuestra perspectiva es ya una decisión ineludible en términos de gobernabilidad, de cohesión social y de perspectiva de futuro para todos”, agregó.

En el foro también estuvieron presentes Miguel Ángel Mancera, Jefe de Gobierno de la Ciudad de México y Marco Mena, gobernador electo de Tlaxcala.

Frente a ellos explicó que entre los trabajadores del Ayuntamiento de Guadalajara la persona que menos gana, tiene un ingreso equivalente a 2.7 salarios mínimos diarios.

Aseguró que “como una medida de justicia” se redujo el salario a los funcionarios de primer nivel de la administración y se modificaron los tabuladores para que los trabajadores que percibían menos de 11 mil pesos recibieran un aumento de entre mil y dos mil pesos.

Recordar que el 28 de abril de este año en el Congreso de Jalisco se firmó la “Declaración de Guadalajara para un Salario Suficiente y la Dignidad en el Trabajo”, a la que asistió Mancera, en donde se destacó la necesidad de combatir la desigualdad con el diseño de una política social que rompiera con la lógica clientelar que orientan los programas federales y estatales en la materia.

“El mandato Constitucional es claro: el salario mínimo se tiene que definir en primer término por una clara noción de justicia. Por eso, la discusión que ya ha comenzado debe de partir de una definición ética que nos permita poner en el centro de la agenda pública el combate a la desigualdad y la dignidad de las personas”, aseguró.

Link a El Occidental

No generaría debacle un aumento al salario: EAR