Evaluar programas sociales debe servir para mejorarlos

La evaluación de los programas sociales debe servir para mejorar su efectividad, de lo contrario, únicamente se “pasa el examen” sin que haya repercusiones, por lo que la Acción Ciudadana Frente a la Pobreza llamó a tomar en serio las evaluaciones, al participar en el Tercer Seminario Estatal “Medición de la Pobreza y Evaluación de Programas Sociales” organizado por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política Social (CONEVAL).

La utilidad de la evaluación a los programas sociales debe ser el momento de partida para tomar decisiones y evitar enfrascarse en querer mover el indicador solo por el hecho de moverlo: “No se trata de pasar el examen haya sido como haya sido”

Reiteramos que nos es creando políticas o campañas mediáticas como se va a reducir la pobreza, es un equívoco querer influir en el reporte de carencias sociales, pues de esa manera no se modifica la situación real de pobreza y exclusión.

Por ello insistimos en la urgencia de impulsar un sistema de protección social universal en vez de hacer pequeños programas sociales dispersos. “Ya es hora de ponerse a trabajar”.

Un primer paso debe darse en el tema del Desarrollo Infantil Temprano (DIT) pues hay información precisa de que las intervenciones relacionadas con este tema son las que tienen mayor impacto en el desempeño de las personas a través de toda su vida.

Debemos ir más allá de salir bien en la evaluación sólo por salir bien, urgen políticas públicas útiles.

– No bastan los programas sociales

– No sirven los programas dispersos y ocurrencialistas, tienen que resolver carencias

– Hay que dejar de usar la política social de manera clientelar.

Evaluar programas sociales debe servir para mejorarlos