El país que queremos

México es un país rico pero grandes brechas de desigualdad lo dividen.

La pobreza afecta a la mitad de los mexicanos. La economía crece poco y excluye a muchos. Los nuevos empleos no alcanzan a los jóvenes y menos a personas de mayor edad que los requieren.

La asistencia a la escuela ha aumentado, pero la calidad educativa no mejora. Hay más mexicanos afiliados a sistemas de salud, pero muchos pacientes se quedan sin medicinas o esperando turno para tratamientos.

Las mujeres destacan en escolaridad, pero siguen siendo peor pagadas. Los jóvenes estudian más pero ganan menos.

Persisten diversas formas de discriminación que humillan y nos dividen.

Se gasta más en lo social, pero no mejor. La corrupción y el clientelismo limitan los impactos, minan las instituciones y lastiman la dignidad de las personas.

Esto debe cambiar. Lo podemos cambiar en beneficio de todos.

La democracia ha avanzado a empujones de la sociedad civil. La ola participativa de las últimas décadas ha dejado éxitos que no debemos olvidar.

Acción Ciudadana Frente a la Pobreza surge gracias al impulso de más de 60 organizaciones civiles que llevan décadas trabajando con resultados en diferentes temas, acciones y territorios.

Queremos incidir y que haya cambios de fondo frente a la desigualdad y la pobreza. Nuestros objetivos son:

  • Economía incluyente, que mejore ingresos y genere movilidad social. Proponemos de inicio políticas de inclusión productiva de jóvenes y mujeres, fomento a la economía social, un salario mínimo suficiente; mejorar la calidad del gasto y eliminar privilegios fiscales.
  • Sistema universal de protección social que garantice los derechos sociales básicos. Para ello, empezamos demandando acceso efectivo a la salud. No basta la afiliación. Tienen que garantizarse prevención y detección oportuna, medicinas completas, cero listas de espera en tratamientos, cirugías y estudios médicos.
  • Gobierno abierto, basado en instituciones transparentes que rindan cuentas y en ciudadanos informados y participativos. Para ello, hemos propuesto el padrón único de beneficiarios, datos abiertos de los programas sociales y la contraloría social ciudadanizada.

La acción ciudadana es la fuerza del cambio para construir el país que queremos: Una nación con menos brechas de desigualdad y mayor cohesión social.

El país que queremos